Técnicas y frases para ordenar comida en inglés como un nativo

Estas técnicas y frases para ordenar comida en inglés como un nativo puede parecer complicado, pero no tanto como crees si tienes a la mano estos tips para que no te quedes pegado la próxima vez que venga el camarero a tu mesa.

¿Te cuesta expresarte en inglés?

¿Empiezas a sudar cuando te toca ordenar comida en inglés?

No eres el primero ni el último, pero de seguro puedes salir de la lista de «losers» con un poco de esfuerzo, después de todo no se trata de ciencia para cohetes sino de expandir tu mente y usar estas técnicas y frases para pedir comida en inglés.

Es un hecho que cuando comienzas a aprender este idioma, el hablar inglés es el obstáculo más grande. El problema es que es donde debes apuntar si quieres sacarle todo el provecho a esta lengua y convertirte en un experto.

Puede ser una verdadera molestia estar de viaje y no poder expresar lo que quieres con claridad porque no manejas el idioma.

Tampoco es necesario que te conviertas en un gurú para ordenar comida en inglés, pero sí que debes conocer algunas técnicas y frases que te harán la vida más fácil.

Por ejemplo, a la hora de ordenar comida en inglés necesitas manejar bien los términos para darte a entender y que te entiendan, y en eso podemos ayudarte con estos consejos muy útiles.

6 técnicas y frases para ordenar comida en inglés

Primero que nada debes analizar la situación; ¿estás con amigos o solo? ¿Estás en una cita formal o es algo informal? Estos tips cubren cualquier momento en el que te encuentres.

1. La educación nunca debe faltar

Sin importar la naturaleza de la ocasión, siempre debes ser cortés y educado.

Ser amable te facilitará el trabajo y ganarás punto con la persona que te atiende y con tu o tus acompañantes.

Si te fijas bien, la mayoría de los nativos piden algo de la siguiente manera:

«can I want»: puedo tener o pedir. Es una forma de educada de ordenar comida en inglés en vez de usar el: «I want»: yo quiero.

Es como si en español dijéramos al mesero: «Tráeme esa botella en seguida». No es que esté mal usarlo, pero se considera políticamente incorrecto.

Estos son otros ejemplos de frases similares para decir: «¿Puede traerme un café, por favor?»

“Can I get a drip coffee, please?”

“May I have a drip coffee, please?”

“Do you have drip coffee?”

“Can I order a drip coffee?”

2. Nunca olvides el saludo

Las propinas representan una parte importante para los empleados de la mayoría de los sitios, y ésta dependen del servicio que brinden. A la hora de que ordenes una comida en inglés generalmente te atenderán con una sonrisa y un saludo cortés.

El «hello, how are you today» es una frase que nunca falta en un restauran decente, no te olvides entonces devolver la cortesía a menos que seas tú primero el que inicia.

Si es así, y si no quieres pasar por vendedor de biblias o algo por el estilo, prueba con algo más formal: “hi, can I get a…?» «Hola, ¿puede darme…?». Así estás iniciando con buen pie.

3. To Go or Take Out?

¿Para llevar o tomar aquí? Debes saber que la expresión «to go» se aplica para bebidas y comidas por igual, mientras que «take out» se limita a las comidas.

Si el sitio tiene la opción para llevar entonces te preguntarán: “for here or to go?”.

Si tu comida es para llevar, estas opciones pueden ayudarte:

“Can I get this to go?”: “¿Me pones esto para llevar?”

“I’d like the Hamburgers, to go please.”: “Quiero las hamburguesas, para llevar por favor.”

“Can I have the Fried Rice and Egg Rolls? Take out.”: “¿Me pones el arroz frito y los rollitos de primavera? Para llevar.”

4. Cuidado con los slangs

Los slangs o modismos pueden hacer que como extranjero pases desapercibido en la cultura anglosajona, pero debes saber cuándo y cómo usarlos.

Por ejemplo, es acertado usar «Yeah» o «Yes», pero para los nativos la primera opción resulta más cómoda debido a su informalidad.

Pero si estás en un restaurante formal sería mejor que te adaptaras a la situación y dijeras «Yes», con un tono decidido o seguro.

En el idioma inglés mucho depende del tono como se digan las cosas, si se trata de una situación casual no necesitas tanta etiqueta:

“Is that all you’ll be ordering?”
“Yeah.”
“¿Eso es todo?”
“Seh.”

“Would you like this to go?”
“Yep.”
“¿Lo quieres para llevar?
“Síp.”

Mientras que en situaciones donde debes mostrar la casta, por así decirlo, puedes expresarte así:

“Would you like cream with that?”
“Yes, please.”
“¿Quieres crema con esto?”
“Sí, por favor.”

“Would you like ice cream?”
“Yes, please.”
“Quieres helado?”
“Sí, por favor.

5. No le temas a las preguntas

Porque después de todo el camarero debe saber qué es lo que quieres.

Sabemos que es un poco intimidante si no eres diestro con el idioma, pero no es nada que no puedas manejar.

«Do you want your scrambled eggs?»: ¿Quieres tus huevos revueltos?

«Do you want the grilled chicken?»: ¿Quiere el pollo a la plancha?

«Do you want dessert?»: ¿Quiere postre?

«Will you pay with credit, debit or cash?»: ¿Va a pagar con tarjeta de crédito, débito o en efectivo?

Es importarte que no te apresures y des tiempo al camarero para que pregunte. Si sabes lo que quieres, conocerás las preguntas de antemano y podrás responder más rápido y mejor; eso sí, jamás olvides despedirte con el acostumbrado: «thank you».

6. No dejes de practicar

Aunque conozcas las preguntas, de nada te sirve si no conoces las respuestas, y para esto debes aprender el idioma, al menos en su nivel más básico, y jamás dejar de practicar.

Puedes hacerlo incluso antes de salir de casa y ordenar algo, hazlo en tu hogar con diferentes situaciones hipotéticas:

A: Excuse me!
B: Are you ready to order?
A: Yes, but what’s the meal of the day? What do you recommend?
B: We have spaghetti with bolognese. It’s delicious.
A: Ok, to start, bring me that, please. And for my entree I’d like the Cesar Salad. What does it come with?
B: It comes with grilled chiken.
A: Could I have peppers instead of beet? And with Ranch dressing
B: Yes, sir. Is that all?
A: For dessert, I’ll have the peach cake. How long will it take?
B: About twenty minutes. I’ll be right back.

Ya ves que prepararte con antelación te sacará de dificultades. Debes practicar porque más importante qué dices es cómo lo dices; el tono hace la diferencia cuando pides algo, tus palabras pueden ser amables pero si no lo demuestras sonará cínico o hipócrita.

No es algo que ya no sepas, pero recuerda que estás aprendiendo inglés, las reglas son diferentes, pero aunque te parezca complicado en un principio te darás cuenta que esas mismas reglas te facilitan el trabajo en gran medida.

Con estas técnicas y frases ya puedes ordenar comida en inglés como todo un nativo, empieza a manejar distintas situaciones para que pierdas el miedo y seas cada vez más seguro y decidido en tu pronunciación y vocabulario.

¿Te gustó? Comparte este contenido

Deja un comentario