Los 7 mejores métodos comprobados para aprender inglés rápido y desde cualquier lugar

Si lo que necesitas es velocidad en tu aprendizaje, puedes contar con estos métodos para aprender inglés rápido. 

Pues sí, si eres una de esas personas que está ocupada todo el día, haciendo diligencias, llevando a tus hijos al colegio, trabajando, limpiando o aprendiendo inglés en la casa mientras trabajas o estudias a distancia, etc., seguramente es poco el tiempo que tendrás para dedicarle a otras actividades como aprender un nuevo idioma.

Por otro lado, también puede pasar que estés a punto de viajar a un país angloparlante o quieras prepararte para obtener un ascenso en tu empleo. En estos casos, seguramente te urgirá aprender un nuevo lenguaje como el inglés.

Aprender un nuevo idioma no es algo tan fácil y si lo queremos hacer en tiempo record, resulta más difícil aun, sin embargo, si contamos una un buen plan de estudios y somos organizados, podremos obtener resultados notables en muy poco tiempo.

En por eso que en este post te vamos a presentar algunas estrategias que puedes poner en marcha para que aceleres tu asimilación en cada uno de los aspectos que tiene el inglés, como lo son: la lectura, comprensión, pronunciación, conversación, etc.

Los métodos para que aprendas inglés con velocidad

Vamos a empezar a ver cada método que puedes utilizar para darle un empujón a tu aprendizaje del idioma inglés:

Método 1: Lee todo lo que te caiga en las manos

Literatura clásica, libros físicos, periódicos, páginas Web, correos electrónicos, redes sociales, cajas de cereal: Si está en inglés, léelo.

¿Por qué? Pues porque todo ese contenido está lleno de nuevo y jugoso vocabulario, además del que ya conoces y has practicado.

Esto te ayuda a adelantar rápidamente. En cuanto al vocabulario que ya has aprendido, en estas lecturas podrás encontrar muchos ejemplos de su uso en pleno contexto, de esta manera reforzarás todas esas palabras en tu mente.

Por otro lado, aprender nuevos términos y expresiones es algo esencial para construir tu arsenal de palabras y frases, ya que te serán muy útiles y necesarias en cada situación del día a día que se te presente si estás viviendo en un país como los Estados Unidos.

Método 2: Toma nota activamente del nuevo vocabulario

Tomar nota del nuevo vocabulario en inglés

El vocabulario nuevo no sólo se nos puede presentar a través de una lectura. Si estamos rodeados de personas que hablen inglés o si estamos escuchando la radio o televisión en dicho idioma, a cada momento seremos bombardeados con palabras nuevas.

Este método es clásico por una sola razón: ¡funciona! Cuando estamos aprendiendo, frecuentemente disfrutamos tanto de un nuevo vocablo o frase que olvidarlo pareciera imposible.

Pero confía en lo que te decimos, no todo se queda pegado la primera vez. Para contrarrestar esto, trata de tener el hábito de cargar contigo un cuaderno de notas o de usar una aplicación que te permita escribir notas rápidas.

Cada vez que escuches o leas una nueva palabra o expresión, escríbela en el cuaderno, anotando su significado y algunos ejemplos de su uso.

Este método te ahorrará tiempo y te evitará estarte diciendo a ti mismo “Yo sabía lo que significaba esta palabra, pero es que ahora no recuerdo”.

Método 3: Comienza con lo que realmente necesitas

Tus estudios de inglés seguramente avanzarán más rápido si estás constantemente recordándote los motivos por los cuales has decidido aprender el idioma.

¿Piensas ser un estudiante de intercambio internacional? Entonces, concéntrate en el vocabulario asociado con tus estudios.

¿Tienes una conferencia fuera del país? Entonces repasa la manera de iniciar conversaciones y hacer preguntas para que puedas participar en el evento.

¿Vas a tomarte unas vacaciones? Entonces, pareciera que el vocabulario asociado a los viajes y el turismo será tu guía.

Si tú sencillamente te lanzas a aprender inglés esperando que mágicamente vas a aprender todo de una sola vez, probablemente termines confundido y con las neuronas quemadas.

Método 4: Aprende de tus películas y series favoritas

Aprender inglés con la televisión

¡Eso es correcto! Lo que queremos es que disfrutes y aprendas de tus shows favoritos, pero sólo en inglés, por supuesto.

El poder ver televisión y películas que puedas colocar de nuevo o puedas retroceder tantas veces como quieras, te permite apreciar los diálogos con total calma y con la posibilidad de entenderlos en su totalidad.

Para hacer esto, podemos utilizar los subtítulos correspondientes. Si queremos un entendimiento general, podemos poner las escenas con subtítulos en español o, inclusive, con los diálogos en español.

Luego pasamos a verlas con los subtítulos en inglés y así desarrollamos nuestro oído a través de la asociación directa.

El ver series, entrevistas, late shows, películas, o deportes en inglés nos ayuda a aprender las expresiones, proverbios y dichos que están de moda.

Este método también nos ayuda a entender la cultura y el sentido del humor de los angloparlantes y, poco a poco, notaremos que vamos entendiendo el inglés hablado en una velocidad normal.

Método 5: Has muchas preguntas

A lo mejor la curiosidad mató al gato, pero también impulsa al aprendiz de idiomas hacia una mejor fluidez.

A medida que vas aprendiendo inglés, irás coleccionando una montaña de preguntas. No te sientes sobre tus dudas, se curioso y resuélvelas.

Si estás metido en un curso, pregúntale a tu profesor (es para lo que está allí, después de todo).

Pero si estás aprendiendo por tu cuenta, no te preocupes: encuentra las respuestas en blogs, páginas web de idiomas, pregúntale a otro estudiante, o entra en algún foro en línea. Te sentirás feliz de haberlo hecho.

Método 6: Habla con humanos que estén vivos

Conversar para aprender inglés con velocidad

¿Para qué son los lenguajes, sino para comunicarnos? Los humanos nos hemos vuelto expertos en la comunicación sin abrir nuestras bocas, gracias a las redes sociales.

Pero cuando llega el momento de la verdad, es en el lenguaje oral en el que podemos demostrar nuestros verdaderos avances en el dominio del inglés.

Sólo piensa en la cantidad de veces que has escuchado a muchas personas decir que “entienden pero no pueden hablar inglés”.

Las redes sociales en las que sólo se escribe o se mandan mensajes de voz que se pueden practicar, han metido a muchos posibles hablantes del idioma inglés dentro de una barrera difícil de romper, ya que se han hecho adictos a ella.

No hay que encerrarnos es este tipo de comunicaciones impersonales, sino que debemos tratar de conocer nativos con los cuales podamos tener una conversación verdadera.

También podemos meternos en un curso con varios estudiantes o tomar clases en vivo y online.

Método 7: Organiza tu tiempo

No existe ninguna profesión, talento o habilidad que pueda desarrollarse completamente si no se le dedica el suficiente tiempo y, para hacer esto de buena manera, la organización y disciplina no pueden faltar.

Debemos apartar cierta cantidad de tiempo al día para trabajar con nuestro inglés. La buena noticia es que no tiene que ser mucho tiempo, después de todo.

Aun si nos tomamos tan poco como 15 minutos al día para aprender inglés, eventualmente tendremos ganancias.

Asegúrate de rotar las actividades cada día para mantenerte siempre ocupado. Unos pocos días focalizándote en la lectura, otros pocos en la conversación y unos cuantos en la escritura.

Si estudias de esta manera, notarás el mejoramiento muy rápidamente y te sorprenderás.

¿Te gustó? Comparte este contenido

Deja un comentario