TOP consejos para empezar a mejorar la pronunciación en inglés

Mejorar la pronunciación en inglés es uno de los aspectos que más les puede costar a muchas personas.

Hay gente que tiene años estudiando inglés, inclusive, que podría tener un largo tiempo viviendo en países como los Estados Unidos y a pesar de que su fluidez es formidable y comprenden todo lo que se les dice, al hablar hacen notar su lugar de procedencia con una pronunciación totalmente hispana.

En realidad, es difícil conocer la razón del por qué a algunas personas se les hace difícil obtener una buena pronunciación, mientras que otras lo van logrando desde las primeras lecciones de inglés.

En esta página vamos a explorar los aspectos en relación a la pronunciación en inglés, incluyendo sugerencias, ejercicios y otros recursos muy útiles.

Recuerda que todos estos tips que te vamos a dar sólo van a funcionar si los practicas de buena gana.

Es muy difícil enseñarle a pronunciar a alguien que no le gusta el inglés. Si estás estudiando este idioma, asúmelo con alegría y curiosidad para que tus resultados sean realmente buenos.

La importancia de una buena comunicación oral en inglés

Saber hablar inglés pasa necesariamente por dominar el arte de la comunicación oral, es decir, las conversaciones.

Una de las barreras que encuentran muchas personas para integrarse a la comunidad nativa de países como Los Estados Unidos tiene que ver con la parte idiomática.

En casi todas partes de un país como USA encontrarás nativos que les desagrada ver a personas hablando en otro idioma o teniendo una mala pronunciación.

Esto pasa mucho en los lugares de trabajo, en donde muchos jefes y gerentes se irritan al ver a sus empleados hablando en español o un mal inglés.

De aquí podemos decir que, si vivimos en un país angloparlante, deberíamos hacer un esfuerzo por practicar su idioma y obtener la fluidez y buena pronunciación necesaria.

En nuestros propios países, también se puede hacer necesario hablar inglés de manera clara y correcta, ya que nuestras oportunidades laborales y académicas se expandirían aun más.

Hablar en inglés correctamente nos da una imagen de esfuerzo, práctica, cultura e inteligencia, los cuales son factores que los gerentes toman en cuenta para conceder un ascenso o un aumento de sueldo.

Lo mismo pasa en el campo estudiantil, hablar en inglés nos abre las puertas a más fuentes de información y a la posibilidad de ser tomados en cuenta a través de referencias personales y recomendaciones de contratación en el campo laboral.

Otro punto importante de tener una buena comunicación oral en inglés, descansa sobre el hecho de que podríamos utilizar nuestro dominio para enseñar a otros y así obtener una entrada de dinero extra muy útil en nuestros tiempos.

Además, la buena comunicación oral en inglés puede darnos la posibilidad de entablar relaciones más estrechas con los nativos, hasta el punto de cultivar buenas amistades o conseguir una relación de pareja.

Si quieres saber cómo pulir tu comunicación oral en inglés, ponle el ojo a este buen artículo:

* Consejos para mejorar la comunicación oral en inglés.

¿Cómo lograr una pronunciación en inglés excelente

Si te has puesto la meta de lograr tener una pronunciación impecable en inglés, muy parecida o igual a la de los nativos, te felicitamos, porque al final te darás cuenta de que el esfuerzo no ha sido en vano y disfrutarás mucho de los resultados

Veamos ahora algunas sugerencias interesantes en este sentido:

Comenzado a pronunciar bien

Hay dos cosas muy importantes que debemos tomar en cuenta para arrancar con buen pie en eso de obtener una buena pronunciación y fluidez en inglés:

La primera tiene que ver con la vergüenza. Hay algunos sonidos en inglés a los cuales los hispanos no estamos acostumbrados y a algunas personas le da pena con sus amistades que los vean tratando de imitar dichos sonidos.

Esto hace que algunos prefieran decir las palabras en inglés utilizando la pronunciación hispana, por ejemplo, usar a “r” española y no la “r” gringa.

Debemos poner la vergüenza a un lado y concentrarnos en hacer los ejercicios adecuados para mejorar nuestra pronunciación en inglés.

El segundo aspecto tiene que ver con la constancia. Muchas personas se desaniman cuando comenten los primeros errores en la pronunciación y entonces renuncian a seguir haciendo las prácticas necesarias.

El comienzo de un proyecto, de una tarea, o de un viaje puede ser intimidante, ya que es en este punto en donde debemos planificar como vamos a lograr nuestro objetivo.

Lo mismo pasa con el aprendizaje de un idioma. Los primeros pasos estarán llenos de errores y metidas de pata, algunas muy graciosas.

Pero no debemos dejar que eso nos desanime. Tenemos que seguir practicando con perseverancia y entusiasmo y, entonces, seguramente empezaremos a ver los primeros resultados positivos que nos impulsarán hacia adelante.

Si quieres profundizar más sobre las sugerencias para obtener una pronunciación nativa en inglés, puedes hacer click en este enlace.

Hagamos que el aprendizaje sea divertido

Los errores que podemos cometer cuando empezamos a hacer nuestros ejercicios de pronunciación pueden ser en verdad muy graciosos, pero puedes tomarte eso como parte de la diversión.

Aprender inglés no tiene que ser una tortura china, si estás obligado a hacerlo por motivos laborales o académicos.

Todo lo contrario, nuestro proceso de aprendizaje puede ser bastante entretenido y divertido sin dejar a un lado su efectividad.

¿Quieres un ejemplo de esto?

Piensa en los trabalenguas en español y lo graciosos que nos resultan cuando los pronunciamos las primeras veces. Pero una vez que los dominamos ya podemos presumir con nuestros amigos y retarlos a que lo hagan.

En inglés también existen trabalenguas muy graciosos y muy útiles para soltar la lengua.

La importancia y utilidad de los trabalenguas en inglés radica en que dado que son construcciones difíciles de pronunciar, aun para los nativos, una vez que lo logramos las frases comunes y cotidianas se nos hacen más fáciles.

Es como practicar levantando 50 kilos de peso para luego cargar una bolsa de apenas 4 kilos.

Otro punto que es muy divertido tiene que ver con el conjunto de palabras mal pronunciadas que existen en inglés.

Muchos hispanos y personas de otras latitudes suelen cometer ciertos errores comunes, que para nosotros puede que pasen por debajo de la mesa, pero los nativos los identifican al instante, causándoles cierta risa.

Un par de ejemplos de este tipo de vocablos son los siguientes:

a) Palabra 1: Also.

El significado de esta palabra es… También, además,
El error que se suele cometer es pronunciarla como… «also».
La pronunciación correcta debería ser algo como… «ólso».

b) Palabra 2: Always.

El significado de esta palabra es… Siempre.
El error que se suele cometer es pronunciarla como… «algueis».
La pronunciación correcta debería ser algo como… «ól-ueis».

Deberíamos estudiar esta lista de palabras mal pronunciadas en inglés para que los nativos no nos vean con ojos torcidos cuando las digamos.

¿Te das cuenta? Aprender inglés tiene tópicos muy divertidos. No sólo los mencionados arriba, sino que hay muchas formas divertidas de avanzar en nuestros estudios

Échale un vistazo a este artículo para que te enteres de cuales son:

* Artículo sobre las formas divertidas de practicar inglés.

Aprender a pronunciar en inglés con conversaciones

Practicar nuestro inglés en el mundo real es uno de los métodos más efectivos para dominar cada uno de los aspectos de este lenguaje.

Cuando nos vemos en situaciones en las que tenemos que hacer nuestras compras en inglés, negociar un contrato o reunirnos con nuestros vecinos angloparlantes, es cuando debemos sacar a relucir los que hemos aprendido en nuestras prácticas y hacer las correcciones necesarias.

Pues sí, es en las conversaciones con nativos en donde salen a relucir la mayoría de nuestros errores, de allí la importancia de que hagamos este tipo de ejercicios cada vez que podamos.

Una técnica que da buenos resultados y es fácil llevar a cabo es la de iniciar conversaciones casuales en inglés en sitios públicos, como en una tienda por departamentos, la sala de espera de algún consultorio, mientras esperamos el autobús, etc.

A este tipo de charlas rápidas y poco profundas de les llama “small talks” y el saber iniciarlas, mantenerlas y cerrarlas es todo un arte que deberíamos aprender porque da buenos resultados.

Durante estas conversaciones y en cualquier otra que tengamos en reuniones sociales, fiestas, etc., también deberíamos aprender y practicar el lenguaje callejero o “slang”.

De hecho, hablar slang es lo que más nos puede acercar a los nativos, ya que intuyen que ya tenemos tiempo en su país y que conocemos su cultura y su lengua.

Existe una herramienta que está muy asociada con el aprender pronunciación y mejorar nuestro listening. Se trata de los podcasts en inglés dedicados a este tema.

Los podcasts para aprender inglés suelen incluir mucho material extra, como videos, transcripciones de los diálogos, exámenes, ejercicios, invitados especiales, variedad de temas, etc.

Si queremos perfeccionar nuestra pronunciación desde casa o en los momentos de descanso que tengamos durante el día, deberíamos llevar con nosotros un buen arsenal de podcasts en inglés.

¿Te gustó? Comparte este contenido