TOP ejercicios para mejorar tu pronunciación en inglés

¿Tu lengua se vuelve un nudo cada vez que tratas de hablar en inglés? Pues es la hora de que hagas unos cuantos ejercicios para mejorar tu pronunciación.

La pronunciación suele ser uno de los dolores de cabeza de los estudiantes de inglés. Hay muchos que llegan a dominar muy bien la gramática y el vocabulario, pero se resbalan en la parte de la pronunciación.

¿A qué se debe esto? Bueno, es difícil decirlo, lo cierto es que hay algunas personas a las cuales se les facilita la pronunciación de un nuevo idioma mientras que a otras se les hace cuesta arriba.

Sin embargo, y como pasa con los deportes, las cosas se pueden solucionar con práctica y entrenamiento.

Esto puede hacer que alguien que tenga dificultades para hablar en inglés de manera oral, pueda superar sus limitaciones hasta llegar a dominar las técnicas de conversación aceptablemente.

En esta entrada vamos a conversar un poco sobre este punto y daremos algunos ejercicios para mejorar tu pronunciación en el idioma inglés.

Así que anda al baño a hacer unas gárgaras para que aclares tu garganta y empecemos con esto.

Importancia de tener una buena pronunciación en inglés

Lo importante que es pronunciar bien en inglés

Antes de comenzar con nuestro entrenamiento, vamos a tocar algunos puntos referentes a lo importante que es tener una buena pronunciación al conversar en inglés.

Expresarnos mejor

Una buena pronunciación hará que expresemos mejor nuestras ideas y no tengamos que ver esa cara de interrogación en la otra persona al preguntarse “¿Qué habrá dicho este tipo?”

Menos interrupciones

Ni no pronunciamos bien las palabras, se podrían presentar varios malos entendidos durante la conversación y seriamos interrumpidos frecuentemente para preguntarnos qué queríamos decir con tal o cual palabra, lo cual puede resultar un tanto vergonzoso.

Aceptación social

En los países angloparlantes hay todo tipo de gente y, lamentablemente, hay algunos que no tienen mucha paciencia o tolerancia con las personas que pronuncian mal las palabras.

Esto puede ocasionar cierto rechazo en las reuniones sociales, al hacer las compras, al efectuar alguna diligencia, etc.

Con una buena pronunciación vamos a estar seguros de que nuestros interlocutores nos prestarán atención y la comunicación será menos tensa.

Mayores oportunidades laborales

Una persona que sepa hablar un buen inglés tendrá más chances de conseguir un empleo o de ser promovido a un cargo de mayor importancia.

La buena pronunciación indica que la persona hizo un esfuerzo por hacer las cosas bien, lo cual le da una imagen de ser disciplinada, constante y organizada

Tips para mejorar nuestra pronunciación en inglés

Consejos para mejorar nuestra pronunciación en inglés

Ahora vamos a ver unos cuantos ejercicios con los cuales deberíamos estar obteniendo buenos resultados en nuestra pronunciación al cabo de un breve tiempo:

Ejercicio 1: Empieza con las palabras

Si vamos a hacer las cosas bien, vamos a empezar por lo más básico y lo más básico en el inglés son las palabras, los saludos y las despedidas.

Este ejercicio consiste en tomar una lista de unas cuantas palabras y repetirlas en voz alta varias veces hasta que logremos una buena pronunciación en todas.

De vez en cuando se presenta una que otra palabrita que nos dificulta las cosas. Bueno, debemos repetir dicho vocablo tantas veces como sea necesario, hasta que lo dominemos bien.

En cuanto a los saludos y despedidas, también podemos hacer lo mismo, es decir, practicarlos muchas veces hasta que nos salgan con naturalidad.

Ejercicio 2: Clasifica las palabras

Es muy buena idea clasificar las palabras por sus características orales, es decir, agrupar las palabras que tengan las mismas características para practicar su pronunciación aparte.

Por ejemplo, están las palabras que poseen el par “th”, el cual tiene un sonido peculiar parecido a una “d” en español, sólo que esta “d” es muy suave y se logra colocando la lengua entre los dientes y expulsando algo de aire al pronunciarla. Algunas palabras de este etilo son:

* Thanks.
* Theater.
* Thematic.
* Together.

Ejercicio 3: Identifica las uniones difíciles

Aunque tengamos ciertas destrezas en la pronunciación, a veces se presentan algunas frases que hacen que se nos trabe la lengua en medio de una conversación que iba muy bien.

Estas situaciones tienen mucho que ver con la unión de las palabras.

Claro, esto depende de cada persona, ya que la misma frase puede ser fácil para unos y para otros no. Veamos este ejemplo:

En la frase “sometimes I give my self a break” se puede dar el caso de que pronunciemos muy bien todas las palabras por separado, pero cuando vamos a la unión en “sometimes I give…” y tratamos de pronunciarla rápidamente, la lengua nos podría jugar una mala pasada.

En este caso, deberíamos tomar esta frase y repetirla muchas veces hasta que nuestra lengua y nuestro cerebro hagan las conexiones necesarias.

Ejercicio 4: Leer en voz alta

Uno de los ejercicios de mayor efectividad para mejorar nuestra pronunciación es la lectura en voz alta.

Unos 15 minutos diarios de lectura en voz alta puede darnos resultados muy buenos en poco tiempo, ya que acostumbramos a los músculos de nuestra lengua a las posiciones propias del idioma inglés.

En un principio podemos utilizar lecturas sencillas, como los cuentos infantiles, luego podemos ir subiendo de nivel y utilizar alguna novela, artículo de ciencia, noticias, etc.

Ejercicio 5: Límpiate los oídos

Te preguntarás ¿Cómo puedo saber si mi pronunciación es la adecuada?

La respuesta a esta pregunta no tiene discusión… escuchando bien.

Debes tratar de prestar atención a la manera en la que los nativos pronuncian las palabras y hacen la entonación de las frases.

Un buen ejercicio en este sentido es conseguir un audiolibro y escucharlo mientras seguimos la lectura con cuidado.

Luego, deberíamos escuchar el audiolibro varias veces, sin la lectura, hasta que comprendamos perfectamente cada palabra sin necesidad de leer.

Este ejercicio hará que nos acostumbremos y asimilemos la pronunciación de una manera natural.

Ejercicio 6: Usa las aplicaciones

Desarrollando nuestra pronunciación en inglés

Hoy en día existen aplicaciones y programas de computación diseñados para aprender la pronunciación de un determinado idioma, como el inglés, por ejemplo.

Estas aplicaciones poseen los sonidos de cada vocal, de las palabras, además de que nos dan la oportunidad de construir frases y escuchar su pronunciación.

Hay algunos programas que también nos permiten grabarnos mientras hablamos y luego nos hacen una evaluación.

Ejercicio 7: Hablar hasta por los codos

No en vano hay un dicho que dice “la práctica hace al maestro”. Si quieres convertirte en un maestro de la pronunciación en inglés debes tratar de conversar en ese idioma cada vez que puedas. Veamos como:

– Ingresar en una página Web de intercambio de idiomas. En estas páginas podemos hacer contactos con nativos que desean aprender español y practicar juntos.

– Si vivimos en un país angloparlante, podemos tratar de iniciar diálogos informales con nativos en diversas situaciones cotidianas.

– Hablar con nosotros mismos.

Ejercicio 8: Cantar en inglés

No podemos dejar a un lado uno de los ejercicios más divertidos para mejorar la pronunciación en inglés. Se trata de cantar nuestras canciones favoritas. Veamos los pasos:

– Descarga tus canciones favoritas.
– Descarga las letras de cada canción.
– Busca el significado de las palabras desconocidas.
– Escucha la canción mientras lees la letra.
– Afina tu garganta y canta como si estuvieras ante 70.000 personas.

¿Te gustó? Comparte este contenido

Deja un comentario