9 consejos para perfeccionar tu pronunciación en inglés

9 consejos para perfeccionar tu pronunciación en inglés

Perfeccionar tu pronunciación en inglés no debería ser un problema si ya estás decidido a mejorar, te daremos 9 consejos para que consigas tus objetivos mucho antes de lo planeado.

Puede que exista una edad ideal para aprender inglés, pero eso no quiere decir que no pueda mejorar tus habilidades y perfeccionar tu pronunciación en inglés. Acá te decimos cómo.

1. Antes que nada, aprende a escuchar para perfeccionar tu pronunciación en inglés

¿Qué es lo primero que haces cuando quieres aprenderte la letra de una canción? Escuchar. Antes de aprender a hablar tienes que entender lo que te dicen,

La mejor manera de perfeccionar tu pronunciación en inglés es agudizar el oído a los nuevos sonidos.

Hay sonidos que son difíciles de distinguir, por ejemplo chin (barbilla) y shin (espinilla); al principio puede que sea frustrante; pero cuando escuchas algo repetidamente empiezas a familiarizarte y encontrar sus diferencias.

Existen infinidad de métodos para aprender a escuchar: podscasts, vídeos, películas, canciones, cursos vía Skype y un largo etcétera de posibilidades que te harán un experto en poco tiempo.

2. Sácate la naranja de la boca al hablar

¿Eres de los que hablan y parecen ventrílocuos? Mal rollo si quieres perfeccionar tu pronunciación en inglés; y el español también. La forma en que mueves la boca afecta la manera como dices las palabras.

Para que dejen de decirte “what?” cada vez que hablas, presta atención al modo de gesticular cuando abres la boca para decir algo. Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar esto:

  • Practica frente al espejo.
  • Haz ejercicios de relajación gesticular.
  • Graba tu voz.
  • Pon tu dedo índice en frente de tus labios, la idea es sentir como se alejan o cercan tus labios cuando hablas.
  • Haz un curso vía Skype (no es una propaganda, sé que ya lo dijimos arriba, pero sirve a tu propósito.

3. Préstale atención al músculo más poderoso del cuerpo humano

No seas mal pensado, no estamos hablando de “ese” músculo, sino de la lengua. Hay palabras homófonas; es decir que se pronuncian diferentes pero suenan iguales, cuyo sonido, para un oído poco entrenado, puede ser complicado de descifrar.

Por ejemplo, rice (arroz) y lice (piojos) o sleep (dormir) o slip (resbalar) no tienen gran diferencia a primera vista, pero la clave está en tu lengua.

El idioma inglés tiene algunas diferencias con el español, palabras con las letras “L” y “R”, y el sonido “TH” son particularmente difíciles para alguien que no es nativo, una vez que practiques lo suficiente conocerás la diferencia.

¿Qué hacer si te encuentras con esas condenadas letras?

  • Para pronunciar la letra L, haz que tu lengua toque la parte posterior de tus dientes y la encía superior.
  • Para pronunciar bien la R, tu lengua no debe acercarse a tu encía. Seguramente habrás escuchado que un nativo pronuncia la R como si tuviera dormida la lengua, eso es porque ellos retraerla a la mitad de la boca, cerca de donde descansa.
  • Para pronunciar la TH, debes colocar tu lengua entre tus dientes superiores e inferiores, trata que sobresalga un poco. Luego expulsa el aire y deja que un poco escape entre tus dientes y lengua.

4. Escribe los símbolos fonéticos para mejorar tu pronunciación

Si eres de los que se les da bien la parte teórica, o si te gusta anotar, puedes probar con escribir los símbolos fonéticos para perfeccionar tu pronunciación en inglés, que al principio pueden ser complicados, la clave está en la costumbre.

De a poco te familiarizarás con los sonidos y entenderás la diferencia entre ellos, luego dirás, “no es algo tan complicado después de todo”. Mientras haces esto, acostúmbrate a escuchar cómo suena el sonido cuando busques palabras en el diccionario.

5. Pon en marcha el plan efecto espejo

Y ojo, que no es para ligar, sino para imitar a los nativos (en su pronunciación). Hay personas que admiramos por como se expresan. Encuentra esa admiración en alguien nativo y copia su manera de hablar y gesticular.

Ojo, no queremos que te obsesiones y te conviertas en un acosador, la idea es que imites cada movimiento de su boca y sus gestos, y luego sigas tu propio camino cuando seas más experto.

Casi cualquier cosa sirve para aumentar tu nivel, incluso ver películas, series o deportes y sus términos en inglés. El copiar gestos es un recurso válido, siempre y cuando no te pongan una orden de restricción.

6. Desmenuza las palabras en sonidos

¿Y para qué creías que iba lo del rollo de la maestra cuando te pedía que dijeras cuántas sílabas tenía ésta o aquella palabra? Es un hecho, las partes de las palabras son más fáciles de pronunciar que cuando se leen enteras.

¿Que ya eras un desastre en la escuela cuando te tocaba separar sílabas en tu idioma?

No pasa nada, para saber cuántas tiene una palabra dila con lentitud mientras pones tu mano debajo de tu barbilla. Cada vez que tu mano toque tu barbilla…”¡Tilín!”, ahí está tu sílaba.

También puedes anotarlas en un papel, como cuando lo hacías de pequeño, deja un espacio o línea entre cada sílaba y di la palabra lentamente, y si todavía sigues con problemas para lograrlo hay muchos sitios web que pueden ayudarte.

7. Sácate el miedo de pronunciar bien

Tal vez eras todo un anglosajón en tu otra vida y te llamabas Richard Smith pero tus inseguridades hacen que en esta vida no avances en tu aprendizaje del idioma. A veces el miedo a equivocarnos hace que no nos arriesguemos.

Esto de ridiculizar a los demás ocurre en todos lados, pero cómo vas a aprender si no te equivocas. Siempre y cuando estés seguro de tus propósitos, qué importa si algunos ignorantes quieren hacer que te sientas menos por querer superar tus miedos.

Cuando buscas perfeccionar tu pronunciación en inglés, incluso si lo logras, también te van a criticar y tal vez te llamarán “Alfred”, o algo por el estilo, así que como dice el dicho: “A palabras necias, oídos sordos”.

8. Practica con un amigo

Siempre está ese amigo o familiar incondicional que te entiende y quiere ayudarte, si es así aprovecha esa ayuda y agota su paciencia practicando con esa persona. Si te sientes bien equivocándote entonces vas por buen camino.

También existen infinidad de comunidades que pueden ayudarte; se trata de gente que, al igual que tú, quieren aprender e intercambiar experiencias, anécdotas y compartir ideas.

Es una buena oportunidad para perfeccionar tu pronunciación en inglés.

La práctica determinará tus logros, así que no dejes de desenredar tu lengua y algún día te sorprenderás de tus éxitos. Además se divertirán y reirán como nunca.

9. Lo siento, ya no me llamo Pedro Jorobado, ahora soy Peter Fuck

Tienes que saber que si te comprometes a mejorar tu pronunciación en inglés tienes que meterte en el papel, nada de medias tintas. Piensa, sueña, canta, habla con el idioma que quieres aprender, es la única manera de lograrlo.

¿Dices que siempre quisiste probar lo de la actuación? Pues éste es tu momento. Sé un Al Pacino y métete en el personaje, pero mucho ojo, esto va de aprender un nuevo idioma, no de robar identidades.

¿Difícil? Para nada, estos 9 consejos para perfeccionar tu pronunciación en inglés requieren práctica constante y un poco de terquedad, nada que no puedas lograr si de verdad te lo propones.

¿Te gustó? Comparte este contenido