13 consejos para aprender inglés viendo televisión

13 consejos para aprender inglés viendo televisión

Aprender inglés viendo televisión es una excelente forma de mejorar tu pronunciación y acostumbrarte a los sonidos, aquí tienes 13 consejos que harán que no te pares del sillón.

Esto no es una excusa para ver televisión todo el día

No te confundas, esto no va de que te quedes echado todo el día frente a la pantalla, sino de mejorar tu comunicación añadiendo esta herramienta a tu arsenal de técnicas para aprender inglés.

Lo ideal sería que pudiéramos vivir en un lugar donde se hablara el idioma que se quiere aprender, pero no todos podemos hacerlo.

Sin embargo, aprender inglés viendo televisión es una forma de empaparte de toda su cultura por distintos métodos tampoco es una mala opción, además eso de ver series de televisión y películas no está tan mal.

La clave acá está en la repetición, cuando te acostumbras a los sonidos es más fácil aprender, es por eso que estos 13 consejos te van de perlas.

1. No se trata de entretenimiento, o al menos no del todo

Es imposible no entretenerte mirando televisión, pero debes fijarte una meta para poder concentrar tus esfuerzos en el objetivo principal: mejorar tu inglés.

Debes tener una idea clara de qué quieres aprender, de lo contrario te dispersarás en sonidos que no entenderás.

Por ejemplo, si eres fanático de Grey’s Anatomy busca 20 palabras de vocabulario médico, o 10 frases que se usan en un restaurante. La idea es divertirte mientras aprendes; así es, quién dice que solo los niños pueden hacerlo.

2. Busca películas conocidas para aprender inglés viendo televisión

Una de las cosas que hizo maravillas por mi inglés fue ver películas cuyos diálogos conociera muy bien. A mí me sirvió la película The Matrix, la veía sin subtítulos, con fragmentos de diez minutos al principio.

Es una buena manera de aprender inglés viendo televisión, además de muy entretenido.

Claro que no todo el tiempo los subtítulos corresponden con los diálogos originales, pero encontrar esas diferencias es parte del juego; es una excelente manera de acostumbrarte a la pronunciación nativa.

3. Mira vídeos con o sin subtítulos una y otra vez

También funciona ver vídeos que no conozcas. La idea es mirarlos sin preocuparte por el eterno dilema: con subtítulos o sin subtítulos. Puedes alternar la receta.

Si bien los subtítulos sirven para entender lo que ves, es más difícil comprender de manera natural lo que oyes cuando tienes esta opción activada.

Lo mejor es ver el vídeo una y otra vez sin subtítulos y anotar todo, luego míralo con subtítulos.

4. Repite lo que quieras aprender

Disculpa que seamos tan repetitivos, pero hasta un loro puede pasar por anglosajón si repite las palabras lo suficiente. Pon pausa cuando quieras aprender o estudiar una palabra o frase.

Al aprender inglés viendo televisión lo mejor sería si pudieras ralentizar el vídeo, pero en la práctica constante está la clave del éxito.

5. Tus mejores amigos son el diccionario y una libreta

Olvídate de tu perro y esa persona condescendiente que te tapa tus faltas; la libreta y el diccionario son tus nuevos socios cuando enciendas la TV para aprender inglés, tenlos siempre a la mano para cuando los necesites.

¿Qué se supone escribirás? Tus metas para empezar; suelta la flojera y toma el lápiz para fijar tus objetivos en algo más que en tu mente. Si tu meta es identificar 10 phrasal verbs, pues anótalos en cuanto lo consigas.

¿Necesitas pruebas de la eficacia de este método? Los estudios lo demuestran: aprendemos y recordamos más los conceptos cuando los escribimos.

6. Olvídate de los canales en español

A la hora de aprender inglés viendo televisión sintoniza canales en inglés, así acostumbras a tu oído al sonido y te incluyes en toda la cultura anglosajona. Esto debe ser un complemento a todo lo anterior para probar tus habilidades de escucha.

Siempre tendrás la opción de los subtítulos, pero acostumbrarte mucho a ellos será como apoyarte en un par de muletas si te rompes un tobillo; llegará el momento de que sanes y las muletas estarán de más.

7. No desestimes la series de TV

Hay una especie de Boom con esto de las series, muchos directores de películas famosos han decidido probar suerte en la secuencia por capítulos de las series, y tú puedes aprovechar esto.

Ver una serie de TV te da una ventaja: puedes practicar día a día mientras te enganchas a la trama, lo que te permitirá conocer distintos acentos y formas de hablar. Puedes empezar con sitcoms de 20 minutos y luego series más largas.

8. Habla mientras ves televisión

El Speaking es tan importante como el Listening. Repite las palabras que no conoces, bueno y las que conoces también, así te soltarás para que te puedas quitar la muleta de los subtítulos.

No te preocupes si al principio te cuesta entender, antes de caminar hay que gatear, pero a la larga lograrás pararte y responderle a tus personajes favoritos.

9. Combina la televisión con clases online de inglés

Aprender inglés viendo televisión es una poderosa herramienta para mejorar, pero no es algo infalible, si lo combinas con clases online el resultado será un aprendizaje mucho más rápido.

Las clases te darán un norte más definido, es importante que te comprometas en conseguir los objetivos.

Hay personas que se sienten más cómodos con profesores con acentos en particular, si es tu caso, hay un montón de opciones en línea para escoger.

10. El inglés debe ser tu música de fondo

Dejar el ruido de personas hablando en inglés mientras haces tareas no es un desperdicio de electricidad, tu cerebro sigue absorbiendo los sonidos de forma inconsciente.

Solo asegúrate de alternar canales de diferentes países para que puedas escuchar los distintos acentos, recuerda que el inglés es un idioma universal.

11. No te satures de contenido

No aprenderás nada si intentas comprenderlo todo de una vez, debes afrontar el reto como una guerra, ganando “battle for battle”. El problema es que si no disfrutas lo que haces te terminarás aburriendo.

Debes encontrar un equilibrio entre el aprendizaje y disfrutar el proceso.

12. Olvídate de los prejuicios

Es común querer abarcar más de lo que se entiende, es un error que causa frustración y es el momento en que se deja todo a un lado.

Debes ser realista y adaptarte a tu nivel mientras progresas. No es buena idea leer poesía en inglés si apenas estás comenzando, lo mejor es empezar con algo más básico, para niños e ir avanzando.

Empieza con series con diálogos sencillos y verás la diferencia en poco tiempo.

13. No te rindas

Las metas que te propongas también deben ajustarse a tus habilidades. Empieza con objetivos concretos y sencillos y ve avanzando a medida que ganas comprensión y afinas tu oído.

A menudo aparecerán las dudas de si de verdad avanzas, o por qué no avanzas lo suficientemente rápido; date tiempo para aprender; pero hagas lo que hagas, no te rindas, es más fácil de lo que parece.

Aprender inglés viendo televisión puede sonar divertido, pero es un trabajo arduo por mejorar tu capacidad de entendimiento, por eso estos 13 consejos pueden ayudarte a conseguir resultados verdaderos en poco tiempo.

¿Te gustó? Comparte este contenido