9 consejos de cómo aprender inglés rápido con niños

Saber cómo aprender inglés rápido para niños

¿Cómo aprender inglés rápido con niños? Es una pregunta que muchos padres se hacen, sobre todo en estos tiempos en los que hablar 2 o 3 idiomas de ha hecho tan importante.

Los padres podrían optar por esperar a que los niños tengan cierta edad y enviarlos a un colegio bilingüe o a una academia de idiomas.

Sin embargo, también tienen la opción de adelantar las cosas y comenzar con estas actividades desde edades muy tempranas, como aprender vocabulario de juguetes en inglés, los días o los colores.

No es necesario que los padres tengan un gran dominio del inglés para darles las primeras clases a sus hijos, ya que con un nivel básico, un buen material de apoyo y muchas ganas es suficiente.

Aprender inglés rápido con niños a través de juegos puede tomarse como la idea más adecuada para empezar, ya que así ayudamos a que despierten su curiosidad y su interés por el nuevo idioma.

En este artículo veremos algunas ideas relacionadas a la forma en la que podemos aprender inglés rápido con niños y los pequeños no se duerman en el intento.

Consejos para aprender inglés con niños de cualquier edad

aprender ingles rapido con niños

En esta sección de consejos vamos a darle importancia a lo que son ambos tipos de enseñanza del inglés.

Primero, la preparatoria que se imparte en casa antes de comenzar la escuela y, segundo, la que se debe aplicar en los niveles de preescolar y educación primaria.

Consejo 1: Conseguir la hora adecuada

Antes que nada, a la hora de querer aprender inglés rápido con niños hay que entender que no todos los pequeños tienen la misma personalidad ni las mismas costumbres.

Cada uno tiene momentos en el día en los que se siente más somnoliento o más activo.

Por ejemplo, si el infante se siente fastidiado o con los parpados pesados, las clases de inglés no harán otra cosa que provocarle más sueño y cansancio.

Por el otro lado, el niño está con la energía por el cielo, nos será muy difícil mantener su atención por un cierto período de tiempo.

Tanto en el hogar como en la escuela, es recomendable que las personas que van a impartir las clases para aprender inglés rápido con niños se fijen muy bien en las fluctuaciones energéticas de los alumnos,

Es la mejor manera de aplicar la enseñanza en los momentos precisos.

Si encontramos ese momento del día en el que el menor está en un estado más receptivo, las clases surtirán mejor efecto y seguramente se grabarán mejor en su memoria.

Consejo 2: Concentrarnos en cosas sencillas

Durante las primeras clases de inglés, no debemos esperar que los niños aprendan a hablar y a cantar como Michael Jackson, ni nada por el estilo.

Uno de los objetivos de aprender inglés rápido con niños es que, para empezar, sepan que existe un idioma llamado “inglés” y que pueden ser capaces de hablarlo sin mayores esfuerzos.

La idea es que le pierdan el miedo a algo tan extraño como una nueva forma de comunicarse y se sientan dispuestos a absorber las nuevas enseñanzas.

No hay que forzar a que los niños comprendan la totalidad de las clases, sino que lo que vayan aprendiendo, así sea poco, lo hagan sin dificultades ni frustraciones.

Por ejemplo, para que los niños pequeños aprendan inglés más rápido, podemos presentarles primero los nombres de los colores y de los números del 1 al 10.

Si queremos que los niños le pierdan el miedo a la pronunciación, podemos sentarnos con ellos a ver caricaturas en inglés en la televisión o podemos intentar con algunas canciones infantiles.

Debemos tener en mente que durante estas sesiones debemos estar siempre al lado de nuestros alumnos. No tiene ningún sentido dejar solo a un niño pequeño viendo un programa de TV en otro lenguaje.

Consejo 3: Tener actividades variadas

No hay nada que aburra mas a un niño que la monotonía, así que en nuestras clases debemos luchar contra la rutina.

Es muy importante que las sesiones sean variadas y muy dinámicas, es por eso que debemos tener una lista de actividades para cada día.

Entre las cosas que podemos incluir en nuestras clases podríamos mencionar:

* Los juegos en inglés interactivo para niños.
* Las canciones.
* Cuentos con ilustraciones.
* Actividades deportivas.
* Adivinanzas, etc.

Consejo 4: Incluir el inglés en las situaciones de la vida cotidiana

Cuando los niños están un poco más grandes, o se encuentran en el nivel de inglés básico de primaria, es bueno que aprendan a utilizar este idioma en las situaciones del día a día.

Podemos enseñarles a preguntar y dar direcciones en inglés, a hacer compras en una frutería, a pedir los platos en un restaurante, a presentarse y describirse a sí mismos, etc.

Podemos jugar con ellos a que estamos en un país anglosajón y a que tienen que hablar en inglés para sobrevivir.

Consejo 5: Contratar a un profesor a domicilio

Profesores particulares para enseñar ingles

El aprender inglés rápido con niños en la primaria puede complementarse con clases en casa, impartidas por un profesor especialista en la materia.

Si podemos contactar a un maestro que sea nativo de esta lengua el efecto será mucho mayor, ya que el niño podrá aprender la pronunciación correcta y la entonación exacta de cada palabra y de cada frase.

Un profesor particular tiene más experiencia enseñando a los menores y, por lo tanto, podrá identificar mejor los puntos débiles de su alumno para así reforzarlos y solventarlos.

Otro beneficio de tener un profesor nativo, es que el niño aprenderá desde muy temprano a comunicarse con personas de otros países sin temores ni inseguridades.

Consejo 6: Usar las plataformas tecnológicas

Estamos en una época en la que podemos decir que los niños ya nacen con un conector USB incorporado a sus cuerpos.

La afinidad que tienen las nuevas generaciones con la tecnología es algo natural y debe ser aprovechada en la enseñanza del idioma inglés.

Tanto los padres como los maestros pueden hacer uso de una serie de recursos tecnológicos para que los niños asimilen mejor los conocimientos idiomáticos.

Por ejemplo, en internet hay muchos sitios Web diseñados para que los niños aprendan inglés online y así desarrollen las distintas áreas.

En estos sitios, se puede aprender nuevo vocabulario, construir oraciones básicas, conocer las estructuras gramaticales, usar las expresiones de presentación, etc.

Estas plataformas tecnológicas son muy amigables, están llenas de juegos interactivos, poseen sonidos graciosos, personajes divertidos y mucho colorido. Estas son cosas que atraerán la atención y el agrado de todos los niños.

Si no disponemos de una conexión a internet, podemos adquirir un programa de computación o una aplicación diseñada para el aprendizaje del idioma inglés.

Las características de estos programas son similares a las que podemos encontrar en las páginas Web, por lo que aprender con ellos también será muy divertido.

Consejo 7: Activar todos los sentidos

Hay muchas maneras en la que nuestra memoria logra plasmar los nuevos conocimientos y los hechos de la vida cotidiana.

Seguramente, algún día hemos percibido un olor y hemos sido transportados inmediatamente a un determinado momento de nuestras experiencias pasadas.

Lo mismo podemos hacer cuando se usan recursos para aprender inglés rápido con niños.

Podemos asociar el nuevo vocabulario y ciertas frases con objetos presentes en el salón, también podemos estimular el olfato de los niños para que recuerden ciertas palabras como “rose”, “perfume”, etc.

El gusto y el tacto también pueden servir para que los infantes internalicen más fácilmente las nuevas cosas que van aprendiendo.

Consejo 8: Tener paciencia

Ser pacientes al enseñar inglés a niños

Una de las armas principales de los profesores de inglés es la paciencia.

Al aplicar técnicas para aprender inglés rápido con niños, hay que recordar que unos tienen facilidad para ciertas cosas y dificultades para otras.

En el aprendizaje del nuevo vocabulario, es importante que los maestros repitan las palabras tantas veces como sea necesario. Para esto pueden valerse de herramientas de apoyo como las que señalamos en el punto 7.

Lo mismo pasa con las oraciones y la gramática. El inglés interactivo para niños es de gran relevancia en este caso, ya que se pueden repetir varias veces los juegos en los que cada niño debe utilizar ciertas frases para hacerse entender y lograr puntos.

Consejo 9: Los viajes al extranjero

No todas las familias tienen la capacidad económica para enviar a sus hijos a un campamento de verano en un país anglosajón.

Sin embargo, si se tiene esa posibilidad hay que pensar seriamente en adoptarla ya que los resultados que ofrece son inmejorables.

En este tipo de campamentos, los niños estarán bajo el cuidado de un personal nativo especialmente entrenado para el desarrollo de actividades recreativas y de aprendizaje.

Además, los niños tendrán la oportunidad de entablar relaciones con infantes de distintas nacionalidades.

Al tomar una de estas vacaciones, los niños estarán obligados a hablar en inglés durante las 24 horas del día.

Al regresar a casa, veremos el cambio notable que tendrán en su pronunciación, su entonación y la calidad de su gramática.

Otra ventaja es que los niños adquirirán más seguridad en sí mismos y más independencia para actuar ante las situaciones de la vida. Esto los ayudará a tener mejores relaciones interpersonales con distintas culturas y razas.

¿Te gustó? Comparte este contenido

Deja un comentario